PLAN ESTRATÉGICO DE ESTÍMULO A LA PRODUCCIÓN PORCINA

Las economías regionales son fundamentales para el desarrollo productivo y la generación de mano de obra local de la provincia. El Ministerio colabora en el Plan Estratégico de estímulo a la producción porcina que se implementa desde el 2018 en la localidad de La Cocha.

El proyecto busca impulsar el desarrollo productivo porcino de la región en toda la cadena, desde la producción primaria hasta el agregado de valor en origen para activar la economía local, generando fuentes de trabajo genuinas. 

Se trata de un trabajo articulado entre los diferentes organismos del Estado y la planta de Chacinados La Cocha que tiene, entre otras funciones, un espacio de capacitación y servicio que se lleva a cabo en el Centro de Inseminación Artificial, destinado al personal, a productores y a los alumnos y alumnas de escuelas aerotécnicas, como así también a empleados de establecimientos privados donde son asistidos por un equipo técnico, y se brindan herramientas sobre en el manejo de la granja, sanidad, nutrición y el servicio de inseminación. Trasciende las fronteras de la provincia y es una referencia de la región. 

Además funciona un establecimiento de gestación y maternidad conjunta proyectado para 60 madres porcinas donde productores son favorecidos con este trabajo. En el establecimiento se busca el engorde para lograr una oferta exitosa en el mercado provincial y se proyecta llegar a 250 madres para poder comercializar con otras provincias y frigoríficos.

Para darle un valor agregado a la producción cárnica, se generó una planta industrial de chacinados y salazones donde se elabora salame, bondiola y productos de cerdos. 

El ministerio fomenta el desarrollo de la industria cárnica y promueve que las industrias tucumanas se conviertan en referentes de su especialidad, en el noroeste argentino. La Cocha es un claro ejemplo.